facebook_pixel
Capriche d’Olive, un verdadero freno natural al envejecimiento de la piel.

Qué son y cómo funcionan las cremas para la cara para saber elegir las mejores

Cremas Cara

A estas alturas, todos conocemos qué es una crema para la cara. Somos habituales de la crema hidratante y nutritiva, pero sabrías responder a cuestiones como ¿Cuándo es el mejor momento para su aplicación?, ¿Cuáles son las diferencias entre crema hidratante o nutritiva?  ¿Qué es lo que pueden hacer realmente por tu piel?

Como sabemos que esto ya no queda tan claro, vamos a darte aquí las respuestas. Comencemos con algunos conceptos básicos.

Principales tipos de cremas y sus diferencias

En el mercado puedes encontrar muchas cremas para la cara, pero aquí vamos a centrarnos en las más comunes y que no pueden faltar en tu rutina de belleza diaria.

  • Crema hidratante. Es la más habitual y utilizada, pero sabes ¿Qué es una crema hidratante?Es un producto cosmético elaborado con diferentes ingredientes naturales o químicos seleccionados por su capacidad de hidratación para ser absorbidos por las capas superiores de la piel, combatir la sequedad y protegerla de las inclemencias externas. No suelen ser eficaces en la corrección o relleno de las arrugas propias de la piel, aunque sí ayudan a retrasar su aparición, por la película protectora y el refuerzo de la barrera hidrolipídica que de forma natural posee la epidermis. 

La crema hidratante, como hemos dicho, básicamente es una
loción que protege a la piel frente a la sequedad y también de la pérdida de
minerales o vitaminas por factores de edad, ambientales, etc., contribuyendo a
evitar la pérdida de elasticidad, la aparición de tirantez, irritaciones y rojeces.
Se aplica con la cara limpia y seca por la mañana.

La diferencia entre una crema hidratante y humectante radica
en que esta última evita la evaporación del agua que posee la epidermis y
favorece la captación de la misma, por lo que consiguen retener la humedad en
la superficie de la piel. Por su parte la crema hidratante aporta agua a la
piel y consiguen penetrar en capas más profundas.

  • Crema nutritiva. A diferencia de la anterior, se aplica antes de dormir, por la noche, para conseguir que la piel se renueve y regenere mientras estamos descansando. Su principal objetivo es prevenir y retrasar la aparición de arrugas y signos de la edad. Para ello aportan lípidos, como reserva energética para la piel y pueden incluir otros activos eficaces como el ácido hialurónico, células madre vegetales, etc. 

Cremas según el tipo de piel

Para saber cuáles son las mejores cremas según el tipo de piel, te aconsejamos que sigas estos principios básicos:

  • Cremas para piel grasa. La crema hidratante es su mejor aliada. Le aporta la necesaria hidratación diaria, sin lípidos añadidos y consigue que la epidermis no se reseque produciendo una mayor secreción de grasa que empeora su estado.

La crema hidratante se recomienda para todo tipo de pieles,
secas, mixtas y grasas.

  • Cremas par piel seca. Cuando tu piel está tirante, presenta rojeces o irritaciones y la crema hidratante no alivia estos síntomas, es el momento de que integres en tu rutina diaria de belleza una crema nutritiva que incluye un aporte extra de ingredientes y que te va a dar confort, suavidad y firmeza.

  • Cremas para piel mixta. Este tipo de epidermis se caracteriza por presentar la denominada zona T. Frente, nariz y barbilla con mayor secreción de grasa con respecto al resto del rostro. Tendrás que combinar entonces la aplicación diaria de la crema hidratante con una nutritiva, vigilando que la zona T no presente más grasa. 

  • Cremas según la edad. Por regla general, los dermatólogos aconsejan comenzar a usar la crema hidratante a partir de los 20 años y las nutritivas, antiedad y con ingredientes más complejos, a partir de los 30 años, cuando ya se empiezan a mostrar signos de envejecimiento. 

Sin embargo, el estado de la piel va cambiando a lo largo de
los años. No presenta las mismas características en la adolescencia o en la
edad adulta y en la madurez. Así que tendrás que escoger la crema en función de
cómo se presente tu piel en cada momento, más seca, más grasa, con síntomas de
envejecimiento, etc. También hay otros factores que influyen como la estación
del año, los cambios hormonales, la alimentación y hasta tu estado mental. Por
eso hay que ‘escuchar a la piel’ y emplear una crema u otra.

Un momento del día para cada crema

Cada crema requiere su momento del día para que su eficacia
sea completa.

  • La crema hidratante se usa por la mañana y todos los días. Siempre con la cara limpia. Según como sea tu piel, sólo tendrás que refrescar tu rostro con agua o utilizar leche limpiadora y tónico, si la encuentras más grasa o has tenido una noche ‘movidita’.

También hay que tener en cuenta que la crema hidratante se
aplica después de cualquier otro tratamiento que suelas emplear, sérum,
contorno de ojos, etc. Y, por último utiliza siempre crema solar antes de salir
de casa.

Si aplicas la crema hidratante con un ligero masaje, estimulas la circulación sanguínea y se favorece la penetración del tratamiento. Para ello utiliza tus dedos en movimientos circulares desde arriba hasta la barbilla.

No olvides aplicar esta crema también en cuello y escote. En
el cuello el masaje con los dedos debe de ir en líneas verticales desde la
barbilla hasta abajo.

Por el contrario, en el escote, el masaje debe de ir en
sentido contrario a la gravedad y del centro hacia los hombros.

De vez en cuando y según tu tipo de epidermis, exfolia tu
piel e hidrátala inmediatamente para conseguir una penetración profunda del
producto.

  • Contorno de ojos. Si tienes más de 25 años, es recomendable que comiences a usar contorno de ojos. Es la zona del rostro que primero presenta los signos de la edad, porque es la zona con la piel más fina.

El contorno es un producto especialmente indicado para esta zona y previene su deterioro. Aplica este tratamiento con ligeros toques de dedo que describan círculos debajo del ojo y que vayan de dentro hacia fuera. Ten cuidado en no presionar ni forzar la piel para que no se debilite.

El momento idóneo para aplicar este tratamiento es antes de
la crema nutritiva por la noche y de la crema hidrante por la mañana.

  • La crema nutritiva o antiedad se aplica por la noche, justo antes de dormir. Es el momento del día en el que mientras descansamos, la piel absorbe mejor todos los ingredientes y activos eficaces para prevenir la pérdida de elasticidad y firmeza ocasionadas por la edad y otros factores externos como el sol, el frío o el viento que estropean la piel.

En este caso, aplica la crema con un ligero golpeteo en
movimiento circular, para terminar con extensiones horizontales desde el centro
hacia el exterior del rostro y de abajo a arriba en la frente. Haz hincapié en
las líneas de expresión para que el producto penetre mejor y prevenga de
futuras arrugas más profundas.

  • La cantidad que debes aplicar para cualquier tipo de crema no debe ser excesiva. Sino la piel no es capaz de absorber tanto y se convierte en más impurezas y sebo, nada beneficioso sobre todo para las pieles grasas.

Cuatro puntos localizados en frente, pómulos y barbilla son
suficientes para que puedas extender la crema por toda la cara y otro punto más
para el cuello.

Los ingredientes más eficaces de las cremas para la cara

A la hora de elegir las mejores cremas para la cara, la
opción más inteligente es leer las etiquetas y buscar aquellas que integren en
su formulación los ingredientes más eficaces para el cuidado de la piel y que
resulten de ayuda para evitar la aparición de los signos de la edad.

Algunos de estos ingredientes de demostrada eficacia  serían estos:

  • El ácido hialurónico es uno de los ingredientes más eficaces en la formulación de cremas para la cara porque contribuye a la hidratación de la piel, contribuyendo a que la piel conserve sus moléculas de agua. Es un humectante de gran eficacia. Por eso las formulaciones que incluyan este ingrediente resultan ser las mejores cremas hidratantes para piel seca.

  • Aceite de oliva ecológico. Un ingrediente tan natural y habitual como este constituye el mejor antioxidante natural que existe. Además suaviza, refresca y es un gran emoliente para la piel.

  • Células madre vegetales. Constituyen uno de los grandes avances científicos para mejorar el estado de la epidermis. Debido a que aumentan la síntesis de colágeno, la piel muestra menos escamas y recupera su elasticidad y firmeza.

  • Agua termal. Gracias a su elevada composición en minerales estimula la función celular y el poder de defensa de la piel, de esta manera se logra un efecto calmante y desensibilizante.

  • Manteca de karité. Posee un gran poder hidratante y nutritivo y actúa como un regenerador celular que previene el envejecimiento.

Además de la etiqueta de las cremas para la cara que quieras
elegir, ten muy en cuenta el precio. Has de saber que el coste máximo a la hora
de producir una crema, incluso las de gama alta, no supera los 30€, por eso no
tiene sentido gastarse una fortuna en tratamientos de belleza, porque pueden
ser tan eficaces como los de mucho menor precio. La diferencia radica sobre
todo en costes de marketing, publicidad y contratación de personajes famosos
que encarecen, y mucho, el precio de las cremas. Sólo tendrías que revisar los
ingredientes de las cremas, para asegurarte de que incluyan los que realmente
son efectivos para tu piel.

Por eso, nuestra recomendación, si buscas marcas de cosmética natural sin parabenos, es la línea de cremas con aceite de oliva Capriche d’Olive. Incluye los ocho básicos de belleza con los mejores ingredientes para la piel por menos de 30€.

Y si quieres saber más sobre el cuidado de tu piel, no olvides vistar nuestro blog de cosmética natural con un montón de consejos para lucir radiante.

También te puede interesar:

Cómo aplicar de forma correcta y efectiva tu crema facial.

Propiedades y beneficios del contorno de ojos.

Por qué no debes pagar más de 30€ por las mejores cremas para la cara

Uso de cookies

Este sitio web utiliza fragmentos de código para que usted tenga mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estos archivos y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies