facebook_pixel
Capriche d’Olive, un verdadero freno natural al envejecimiento de la piel.

Manchas solares en la piel: cómo prevenirlas

Evitar Manchas Solares Piel

El verano y las manchas solares son todo uno. Por eso te vamos a explicar, de la mano de la doctora Cristina García Ciriza, del centro de Medicina Estética Vital, qué son, por qué aparecen y qué hay que hacer para evitarlas y mejorar el aspecto de tu piel.

Doctora Cristina García
Doctora Cristina García Ciriza

Director Médico del Centro de Medicina Estética Vital.

Lo primero a tener en cuenta es que la exposición al sol incrementa y provoca en muchas ocasiones la aparición de manchas solares. Y, como lo de cubrirse en plan tuareg lo descartamos como solución, habrá que adoptar otros métodos preventivos menos radicales.

Tipos de manchas en la piel

Pero, ¿qué son las manchas solares? La doctora Cristina García Ciriza, del Centro de Medicina Estética Vital explica que “se trata de alteraciones del color de la piel en determinadas zonas. Generalmente, las que más nos preocupan son las que tienen un color más oscuro que el nuestro, las de tono marrón. Estas se producen por un exceso de pigmentación de la piel, de la melanina, en un punto concreto”.

Los tipos de manchas más habituales son:

  • Los lunares (nevus)
  • Las pecas (efélides)
  • Léntigos solares
  • Melasma

Pecas en la cara

El sol influye sobre cualquiera de estas manchas, tornándolas más oscuras de forma transitoria en las pecas y lunares, o bien de forma permanente como ocurre con los melasmas, o favoreciendo incluso su aparición en el caso de los léntigos, que también se conocen como manchas de la edad y que tantos problemas estéticos causan.

Pero, mientras los lunares y las pecas no tienen tratamiento, salvo indicación médica, y no tienen por que resultar antiestéticos, los otros dos tipos de manchas sí que nos incomodan.

El melasma “es un exceso de melanina de la piel, en las partes más expuestas al sol, sobre todo en las zonas sobresalientes del rostro, como pómulos, nariz, y frente. Se da, sobre todo, en mujeres embarazadas y en las consumidoras de anticonceptivos orales como la píldora u hormonas “ comenta la Doctora García Ciriza.

El tiroides o el estrés también pueden causar melasma

También se considera  causante del melasma “los transtornos en el tiroides o el estrés” continúa Cristina García Ciriza.

En cuanto al léntigo suele producirse por años de tomar el sol y también se asocia al envejecimiento de la piel. Se le solía denominar como ‘manchas hepáticas’ o ‘manchas del hígado’ pero no tienen ninguna relación con enfermedades hepáticas, ni ninguna otra dolencia interna. Cara, hombros, escote, dorso de la mano y calva suelen ser las zonas del cuerpo más habituales en las que aparece el léntigo, porque también son las más expuestas al sol .

La memoria de la piel

La piel tiene memoria y los años de exposición solar de forma inadecuada pueden aflorar manchas sobre todo en las de menor índice de melanina, las más blancas

“La piel tiene memoria, así que todos los años de exposición al sol de una manera inadecuada, es decir sin la protección necesaria, con el paso del tiempo pueden aflorar en manchas que son más frecuentes en personas con menos índice de melanina, las de piel más blanca” explica la doctora Cristina García Ciriza.

Y la edad tampoco ayuda. “Pasada la barrera de los 40, la piel va perdiendo su capacidad de regeneración, por lo que corre más riesgo de que estas manchas afloren si seguimos tomando el sol sin las precauciones necesarias” afirma la doctora Ciriza.

10 consejos para evitar las manchas solares

La doctora en Medicina Estética, Cristina García Ciriza, nos explica cómo evitarlas:

  1. Utiliza protección solar todo el año
    Es muy importante usar protección solar todos los días del año, no sólo en verano. Las cremas solares se aplican en último lugar, después de los productos de tratamiento facial o corporal porque si lo hacemos antes, se establece una barrera que impedirá el buen funcionamiento del filtro que contienen las lociones solares. Recuerda aplicarte la crema solar cada dos horas y,  aunque prácticamente todas las cremas solares son resistentes al agua, es recomendable repetir la aplicación de la crema después del baño.
  2. Escoge la protección solar adecuada
     No todos tenemos la misma pigmentación, ni el mismo tipo de piel, así que cada persona necesita una clase de crema solar, en función de su textura o del nivel de protección, etc.En cualquier caso, usa siempre protectores solares de factor 50, pantalla total. Son las que garantizan el mejor filtro de los rayos solares uva.
  3. Aplica la crema solar media hora antes
    Las cremas solares tardan un tiempo en hacer efecto. Lo recomendable sería aplicarlas media hora antes de salir de casa. Si lo hacemos directamente en la playa, piscina o monte, habremos recibido los rayos del sol sin protección todo este tiempo, con el riesgo de perjudicar la piel innecesariamente. Debes extender la crema por todo el cuerpo, incluidas las orejas, cuello y hasta las plantas de los pies, que también se queman.
  4. Utiliza gafas del sol
    Los ojos son muy sensibles a esa luz tan intensa y de esta manera también proteges de los rayos solares, la zona del contorno de los ojos, la piel más delicada del rostro.
  5. Gafas sol

  6. Evita el sol entre las 12 y las 16 horas
    Los rayos del sol son más intensos en esas horas, así que evítalos en la medida de lo posible. Busca una sombra, utiliza una sombrilla o ponte un sombrero de ala ancha que tape tu rostro, la zona más sensible y en la que menos nos gusta que salgan las manchas solares. No hay que olvidar que la piel se quema cuando la melanina no tiene capacidad para proteger la de los rayos solares, por tanto una solución eficaz consiste sencillamente en no exponernos al sol en las horas centrales del día, cuando son más fuertes.
  7. Evita el sol después de una sesión de fotodepilación o láser
    Si has decidido someterte a sesiones de fotodepilación o depilación láser, elige hacerlo en invierno. Como mínimo deberías esperar veinte días o un mes, antes de que la zona depilada vea el sol. Tampoco es recomendable tomar el sol o rayos uva antes de acudir a estas sesiones de depilación. La razón es que con el sol acumulamos calor en el cuerpo, incluso días después aunque no lo percibamos, y por tanto también en las zonas a depilar. Así que,  al volver a aplicar calor con la depilación láser o fotodepilación se corre el riesgo de que se produzcan quemaduras, por la elevada acumulación de energía. Además, la melanina activada del bronceado captará luz y podemos sufrir una quemadura.
  8. No mezcles sol con medicamentos
    Si estás tomando píldoras anticonceptivas o cualquier otro medicamento consulta a tu médico las posibles contraindicaciones que surjan con ellos a la hora de tomar el sol. Algunos de estos tratamientos pueden causar fotosensibilidad y restar eficacia a la protección natural que tu piel ejerce frente al sol, así que prevé los posibles efectos adversos.
  9. No uses colonia si vas a tomar el sol
    Aunque tengas el hábito de echarte colonia antes de salir de casa, recuerda no hacerlo si vas a la piscina, playa o cualquier lugar donde expongas tu cuerpo al sol. El alcohol y otras sustancias que contienen las colonias y perfumes pueden producir una reacción alérgica que provoca un exceso de melanina y pigmentación de la piel, dando lugar a manchas solares.
  10.  Mantén tu cuerpo hidratado
    En verano, el calor provoca la pérdida de agua de nuestro organismo, así que combate la deshidratación llevando siempre encima una botella de agua. Bebe 2L al día o más si lo necesitas. La deshidratación afecta enormemente a la piel. Debilita su sistema natural de protección frente al sol y causa envejecimiento y arrugas.
  11. Ingiere alimentos que protegen la piel
    Otra forma de combatir la aparición de manchas solares es ayudar a tu piel a protegerse consumiendo alimentos que le proporcionen vitaminas y antioxidantes que la fortalezcan. La calabaza, zanahoria, tomate, hortalizas de hoja verde, pescados como el salmón y nueces por ejemplo, son algunos de los nutrientes que más agradecerá tu piel para mantenerse en forma.

La crema solar no sustituye a la hidratante

Otro de los fallos que cometemos más habitualmente y que también pueden contribuir a que no desaparezcan las manchas solares es la falta de cuidados con nuestra piel, antes y después de horas de exposición al sol.

Con la aplicación de cremas solares antes de salir de casa no podemos dar por finalizada la prevención contra las manchas. Al sol, sometemos a la piel a una prueba de ‘esfuerzo’ por lo que hay que aliviarla y recomponerla.

“La piel pierde lípidos y se seca. Si no la hemos protegido adecuadamente frente al sol, el daño afecta a las fibras de colágeno y a la elastina, cuya función es aportar elasticidad a la piel. El calor actúa como un antiséptico por lo que las pieles grasas mejoran durante el verano, pero ¡ojo! Pasada la temporada  se produce un efecto rebote. Por su parte, las pieles secas se resienten más con el sol y aumenta el efecto de envejecimiento”, nos explica la doctora Cristina García Ciriza, especialista en Medicina Estética.

Otro de los fallos que se cometen de forma habitual es la falta de cuidado de la piel antes y después de tomar el sol

Así que, en líneas generales, todo tipo de pieles va a necesitar un cuidado extra durante los meses de más calor.

Por esto motivo, no debemos considerar en ningún caso, los protectores solares como un sustituto de la crema hidratante, nutritiva, serum o del contorno de ojos. Estos productos  tienen que seguir formando parte de nuestra rutina diaria de belleza, si queremos seguir manteniendo una piel joven y en buenas condiciones para prevenir la aparición de arrugas y de manchas.

Hidratación piel

Las lociones solares contienen filtros químicos, físicos o una mezcla de ellos para evitar el daño de los rayos ultravioleta, pero carecen de los principios activos de los otros productos de tratamiento facial, por lo tanto no se pueden considerar como sustitutivos.

Es más, en verano, la piel necesita un aporte extra de elementos regeneradores, nutritivos, calmantes y antioxidantes que le ayuden a restaurar sus funciones cutáneas. Por lo que el papel de los tratamientos de cuidado facial y corporal se vuelve imprescindible.

La loción solar no sustituye a la crema hidratante, nutritiva o cualquier otro producto de tratamiento para la piel

Y esta necesidad aumenta si nos hemos excedido con el sol,  sufrimos alguna quemadura o volvemos con la piel sonrosada a casa. “La mejor medida sería refrescar e hidratar la zona en profundidad, usando una buena crema hidratante que podemos haber guardado previamente en el frigorífico, lo que aliviará la quemazón” recomienda García Ciriza. En ningún caso es aconsejable aplicar hielo en la piel quemada, porque el contraste de temperatura es demasiado elevado.

“Mantener la piel hidratada es el mejor consejo que podemos dar para mantener la piel en buen estado, y así poder contrarrestar los efectos que los rayos del sol producen sobre nuestra epidermis” advierte la experta en Medicina Estética, Cristina García Ciriza. “Y, para ello, sería necesario aplicar una buena hidratante corporal y facial incluso varias veces al día, según las necesidades de la piel”, añade la doctora.

Cómo prolongar el bronceado

Si queremos prolongar el bronceado, debemos mantener la piel hidratada

Pasado el verano y si queremos que nuestro moreno perdure también es fundamental mantener hidratada y nutrida la piel. Hay que tener en cuenta que si tenemos la piel seca, esta perderá con más facilidad el moreno, por lo que es el momento de mantenerla en buen estado con la utilización diaria de cremas hidrantes por el día y nutritivas por la noche.  A lo que sumaremos el serum y el contorno de ojos.

Inevitablemente, nuestra piel irá perdiendo la pigmentación del bronceado y es entonces cuando se hacen más visibles las manchas solares. Vamos a empeñarnos entonces en que no aparezcan, aportando cuidados extra a la piel.

Para ello, es muy recomendable exfoliar la piel al menos una vez a la semana. Este tratamiento elimina las células muertas más superficiales, cuya acumulación aumenta con la exposición al sol, y contribuirá a que nuestro tono luzca más homogéneo.

Exfoliante corporal

Lo más conveniente sería proceder a una exfoliación tanto en la cara como en el cuerpo y así preparamos la piel para recibir de forma más eficaz  los productos de tratamiento facial como el serum, contorno de ojos, crema hidrante y nutritiva y para el cuerpo, la leche corporal.

Despúes del sol, usa productos que contengan ingredientes de efecto calmante y regenerante como el agua termal, las células madre vegetales o el aceite de oliva

Es importante que elijas productos que aporten un efecto calmante a tu piel, con ingredientes como el agua termal que estimula las funciones celulares, aumentar el poder de defensa de la piel, al mejorar los intercambios entre células y reforzar la membrana celular; y además que le ayuden a restaurar su equilibrio gracias a componentes como las células madre vegetales que aumentan la síntesis de colágeno, por lo que se percibe una piel más estructurada, con menos escamas, y muestra un aspecto sedoso y suave al tacto, al mismo tiempo que mejora la elasticidad, e incrementa su firmeza.

Por último, el aceite de oliva ecológico también es un activo de gran ayuda en los productos de tratamiento facial y corporal porque restaura la función fotoprotectora de la piel, tras la exposición al sol, al mismo tiempo que actúa como un gran antioxidante natural y posee un efecto emoliente, suavizante, emulsionante y refrescante.

Aceite oliva

Ten en cuenta todos estos consejos de nuestra experta en Medicina Estética y ¡Prepárate para recibir el verano con todo el cuidado que tu piel se merece!

También te puede interesar:

La piel también sufre estrés. Sus síntomas y cómo solucionarlo.

Los ocho errores más comunes que estropean tu piel 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza fragmentos de código para que usted tenga mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estos archivos y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies