facebook_pixel
Capriche d’Olive, un verdadero freno natural al envejecimiento de la piel.

Los secretos de belleza (y el último coreano) para lucir un rostro luminoso también en invierno

Piel Luminosa Invierno

Llega el invierno, el frío y sólo de pensarlo ya se nos pone la cara gris y triste. ¿No es cierto? Sin embargo, vamos a darle la vuelta al asunto porque aquí te mostramos algunas ideas para iluminar un rostro apagado y conseguir, en estas fechas, una piel luminosa y sin maquillaje.

Las tendencias siguen yendo por ahí, resaltar una belleza natural, pero con luz en el rostro, que de un aspecto de cara lavada,  aunque para ello haya que utilizar cosméticos que tapen incorrecciones.

Para conseguir ese efecto de piel luminosa sin maquillaje, lo primero a tener en cuenta es poner en práctica un cuidado exquisito de la piel. Lo que implica, limpieza + hidratación (diaria) + nutrición (nocturna). Y esta rutina tiene que prevalecer todos los días. 

Vayamos con los consejos de belleza más eficaces para conseguir iluminar el rostro y darle frescura:

Truco de belleza coreano

Las rutinas de belleza de las coreanas, todas unas expertas en lo que a cuidado de la piel se refiere, incorporan uno bien sencillo.

Consiste en aplicarse el serum dos veces. Habría que hacerlo de esta manera: con la cara limpia, aplicas el serum y posteriormente la crema hidratante de día. Después usas una base de maquillaje acorde con tu tono de piel que corrija imperfecciones y que sea, muy importante, ligera tipo a una bbcream. Posteriormente, vuelves a aplicar el serum con pequeños toques sobre la piel, para conseguir ese efecto iluminador.

¿Por qué el serum es un excelente producto para iluminar el rostro?  Porque constituye un concentrado de activos eficaces para tensar y tonificar la piel al instante, y su textura fluida, no grasa, de rápida absorción favorece este efecto casi como ningún otro tratamiento cosmético.

Tonifica la musculatura de tu piel

Como lo oyes. El gimnasio facial también ayuda a mantener una piel más tersa y tonificada, lo que te ayudará a dar más luminosidad al rostro.

Aquí tienes algunos ejercicios básicos de gimnasia facial:

  • Para tonificar la frente: frunce el ceño durante 10 segundos, relaja. Levanta las cejas durante 5 segundos y relaja. Repite 5 veces.
  • Para combatir patas de gallo. Achina los ojos con los dedos y mantén 3 segundos, y relaja. Repite 5 veces.
  • Para evitar párpados caídos: Pon tus dedos sobre las cejas y tira hacia arriba, mientras intentas cerrar los ojos durante 3 segundos. Repite 5 veces.
  • Para la zona de los labios: Cierra los labios como para dar un beso y luego sonríe con la boca cerrada. Mantén durante 3 segundos. Repite 5 veces.

Sin limpieza no hay belleza

No es posible conseguir un rostro luminoso si no hay una limpieza previa. Antes de dormir, retira primero con una leche limpiadora y un tónico después, el maquillaje y restos de impurezas acumulados durante el día. Aunque no te hayas puesto maquillaje, si haces esto, notarás como el algodón queda sucio, prueba de que también necesitas proceder a la limpieza facial.

Por la mañana, puedes hacer unas abluciones con agua fría para tonificar la piel o bien volver a utilizar la leche limpiadora y el tónico, si lo necesitas.

Sólo después, con el rostro bien limpio, es el momento de aplicar los tratamientos de belleza. Y sigue el orden recomendado e imprescindible. Primero el serum, evitando la zona de los ojos, luego el contorno de ojos y después la crema hidratante de día o nutritiva de noche, según el momento. Si es de día, finaliza este orden con un protector solar y que quede claro, tienes que utilizarlo todos los días del año. Para los dermatólogos es el antiarrugas número uno.

Si no recuerdas este orden, un truco de belleza que te puede ayudar es aplicar los tratamientos de belleza comenzando por los de textura más fluida a más densa.

Exfolia la piel cada semana

Lucir un rostro al natural bello y uniforme conlleva evitar todas las incorrecciones que presenta la piel, en la medida de lo posible. Para ello, la exfolicación resulta un arma muy eficaz. Arrastra impurezas y células muertas que se acumulan y pueden ser causantes de acné y puntos negros. Insiste sobre todo en la zona T, donde más se acumula la grasa y granitos.

La exfoliación renueva la piel de la cara y favorece la mejor asimilación de los posteriores tratamientos faciales.

La frecuencia de la exfoliación depende de tu tipo de piel. La media recomendada es una vez a la semana. Disminuye si tienes la piel seca y mantén esta media, si la tienes grasa.

Tratamientos faciales en frío

Aprovecha el frío ambiental para que sea una ventaja para tu piel. Además de refrescar tu rostro con agua fría por las mañanas, mucho más tonificante que el agua caliente o templada aunque te apetezca más, los tratamientos faciales que se conservan a una temperatura fría, consiguen desentumecer y desinflamar el rostro mejor, sobre todo recién levantada. Las mejores cremas para iluminar el rostro son más eficaces si están frías.

Si tienes ojeras o bolsas debajo de los ojos, un buen truco de belleza consiste en guardar el contorno en un lugar frío. Cuando lo aplicas a baja temperatura, estimulas la circulación sanguínea y además consigues que baje la hinchazón de la zona.

La edad idónea para comenzar a usar el contorno de ojos es a partir de los 25 años. Recuerda que las primeras arrugas comienzan aquí porque es la piel más fina y sensible, así que requiere un cuidado extra y a más temprana edad.

Hidratación y más hidratación

La importancia de la hidratación de la  piel se hace más patente en invierno. El frío, viento y lluvia resecan la piel. Si a esto añadimos los ambientes con calefacción o aire acondicionado más allá de los 20 grados, tenemos el cocktail pefecto para aumentar la sequedad.

Una piel seca es sinónimo de piel avejentada y con tendencia a presentar arrugas antes de tiempo. Así que no te olvides de la crema hidratante diaria, una crema esencial para dar luminosidad y frescura al rostro. Si te gusta la cosmética natural, prueba las mejores cremas hidratantes y nutritivas con aceite de oliva ecológico y ácido hialurónico que, incorporan también células madre vegetales y extractos de plantas y algas asiáticas. Las puedes encontrar por menos de 30€ en www.caprichodeoliva.com

Refuerza además la hidratación de las cremas hidratantes con el uso de mascarillas faciales, al menos una vez a la semana. Puedes hacer las mejores mascarillas faciales en casa.

Destaca los ojos

La tendencia de maquillaje natural, de cara lavada y luminosa, la lucirás mejor si destacas una parte del rostro tan esencial como los ojos. Después de la base correctora de tono similar al de tu piel, aplica una máscara de pestañas. Sin que apenas se note, habrás conseguido un destello en tu mirada más intenso y diferente. Completa con un eyeliner finísimo.

Frescura en los labios

Lo mismo que con los ojos, los labios merecen su foco de atención en la tendencia de maquillaje nude. Aquí, puedes ser más atrevida e incorporar tonalidades más fuertes, rojizas y violetas son tendencia, por ejemplo. Pero también puedes continuar con tonos más naturales y aplicar un gloss o un pintalabios acorde con el tono natural de tus labios. Eso sí, los labios tienes que estar muy bien hidratados y sin pellejos, que podrás eliminar si los cepillas suavemente, todos los días, con el cepillo de dientes.

Llevar una vida sana y saludable

Por último y siempre muy importante, es necesario resaltar que los tratamientos que ayudan a mantener tu piel en buen estado, tienes que esforzarte por llevar una vida saludable. Y estos son los esenciales:

Dormir. Respetar las horas de sueño que tu cuerpo necesita, entre 6-8 horas diarias, dependiendo de cada persona, es clave para recuperar fuerzas, pero también para lucir una buena cara.

Ten en cuenta que los tratamientos de belleza que te aplicas por la noche son asimilados por la piel de forma más efectiva mientras duermes. De ahí que la crema nutritiva se aplique antes de dormir.

Además, la falta de sueño provoca un descenso en el nivel hidrolipídico de la piel, llevando a que ésta presente más arrugas y antes de tiempo.

Bebe más agua. Más que por hidratar tu piel, por hidratar tu cuerpo y que esto se note por fuera.

Lleva una vida saludable. Lo que implica comer más sano y llenar tus platos de frutas y verduras. Que sean de colores diferentes. Ya sabes que esto significa que también incluyen vitaminas diferentes.

Prioriza los alimentos con antioxidantes como la calabaza, tomate, hortalizas de hoja verde, naranjas, frutos rojos, kiwi, aceite de oliva, pescado…

Y, ahora sí, presume de una piel luminosa también en invierno!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza fragmentos de código para que usted tenga mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estos archivos y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Carrito