facebook_pixel
Capriche d’Olive, un verdadero freno natural al envejecimiento de la piel.

Los errores más frecuentes que cometes con tu piel en verano. Y cómo solucionarlo

Errores Piel Verano Opt

El verano es esa época en la que nos relajamos, a veces hasta demasiado, dejando ‘algo’ perjudicado nuestro cuerpo y en consecuencia también nuestra piel.

Los malos hábitos de la temporada estival hacen que te olvides de cómo cuidar la piel de tu cara y de tu cuerpo en verano. Y, eso, a la larga, se paga, con líneas de expresión y arrugas más marcadas, quemaduras o piel seca. Es decir, lo contrario a una piel sana, joven y luminosa.

De modo que si quieres cambiar esta deriva, te aconsejamos que supervises este listado de errores que cometes con la piel en verano y prestes atención a  las sencillas soluciones que te proponemos, lo antes posible. Aquí van:

-Horas al sol

¿Sales disparada a la playa o a la piscina con los primeros rayos de sol veraniegos para conseguir ese bronceado perfecto? Bueno, eso no está mal.

Lo que daña tu piel es la sobreexposición solar. Es decir, horas y horas bajo el sol, incluyendo las más dañinas. Entre las 12 y las 16 horas.

Solución: toma el sol de manera progresiva. Comienza por 15 minutos diarios y vete aumentando progresivamente, cuando veas que tu piel comienza a tostarse. Evitarás quemaduras, rojeces nada favorecedoras y muy dañinas y que la piel se pele, con lo que tendrás que volver a empezar con el proceso de bronceado.

-Protector solar vintage

El adjetivo vintage déjalo mejor para ropa, complementos, decoración, etc. En lo que se refiere a protector solar, olvídate. Aunque no lo parezca, la cosmética también caduca. Después de un año de su apertura, el protector solar pierde propiedades y eficacia.

Solución: tira los protectores del año pasado y compra nuevos en tamaños pequeños y de uno en uno para no desperdiciar el producto y malgastar tu dinero.

-Crema solar sólo para playa y piscina

Si crees que el territorio natural de la crema solar es sólo mar y piscina, estás equivocada.

El sol suele salir también de este territorio y alcanza calles, campo, monte, etc.

Así que darte crema solar sólo cuando vas a la piscina y al mar, es un error que tu piel paga con quemaduras, envejecimiento cutáneo y manchas solares.

Solución: acostúmbrate a una rutina diaria y durante todos los días del año que incluye una crema de protección solar cada mañana y después de tu hidratante diaria.

-Evitar esa ducha después de la piscina

Especificamos la ducha de la piscina porque damos por sentado que después de un baño en el mar, quien más quien menos se ducha. Algo que no solemos hacer tan religiosamente cuando vamos a la piscina. Y, este es otro de los errores comunes que cometemos con la piel en verano.

Nadar en la piscina está muy bien y es muy sano. Pero todos los productos químicos que la mantienen tan limpia son agresivos y perjudiciales para la piel si no los retiras.

Solución: tan fácil como darte una ducha siempre después de bañarte en la piscina para retirar el cloro y otras sustancias de tu piel. Acuérdate de hacerlo siempre!

-La crema solar no es eterna

Cuando pasas el día fuera no basta con una sola aplicación de crema solar y más si te mojas continuamente. Y esto es válido para pieles blancas y morenas. El sol incide en cualquier tipo de piel, aunque los daños sean menos visibles de forma inmediata en las de fototipo más oscuro, a largo plazo son los mismos: arrugas, manchas, riesgo de padecer melanomas (cáncer de piel), etc.

Solución: recuerda aplicarte crema solar cada dos horas, tengas el tipo de piel que tengas. Es el tiempo adecuado que recomiendan los expertos para repetir la aplicación del protector solar.

-Vacaciones igual a descontrol alimentario y menos sueño

 

En verano y más en vacaciones somos propensos a comer mal y beber en exceso, y no precisamente agua.

Fiestas, salidas nocturnas, barbacoas, chiringuitos…a todos nos gustan pero hay que buscar un equilibrio. Un exceso requiere una compensación y de forma inmediata no dejarlo para cuando acaben las vacaciones.

La falta de sueño, la mala alimentación, exenta de frutas, verduras y el beber demasiado alcohol y bebidas azucaradas dañan el organismo y la piel. Provocan sequedad, erupciones y brotes de acné.

Solución: Procura beber esos 2L de agua diarios tan recomendados y aumenta el consumo de vegetales de hoja verde cuyas vitaminas son beneficiosas para la piel; además de pescados ricos en omega3 como el salmón e hínchate de la fruta de temporada, melón, sandía, melocotón, paraguayos, etc.

Y duerme, descansa y rélajate. Las vacaciones son sobre todo para eso.

-Demasiado tarde para desmaquillarte

Una cosa lleva a la otra y… con lo tarde que llegué con el maquillaje me quedé. La falta de limpieza facial suele ser uno de los errores más habituales del verano, y también de los peores.

No deja respirar la piel, evita la regeneración celular nocturna, la suciedad se acumula y obstruye los poros. En consecuencia, la piel acelera su envejecimiento, le falta luminosidad y pierde en belleza.

Solución: Un consejo que te va ayudará a cuidar la piel de la cara en verano es utilizar maquillajes más ligeros que sean más fáciles de retirar y evitar algunos productos de maquillaje aprovechando tu rostro bronceado. Pero, siempre, siempre, limpia tu cara cada noche con productos adecuados. Leche y tónico facial.

Y no te olvides de exfoliar la piel, una vez a la semana, dependiendo de tu tipo de piel, para retirar impurezas y células muertas. Esto también te ayudará a unificar tu bronceado y evitar manchas solares.

Nuestra recomendación: leche limpiadora facial y tónico facial Capriche d’Olive, que además incluyen ácido hialurónico.

-Depilarse antes de tomar el sol

Te surge un plan de playa o piscina y ‘yo con estos pelos’! a depilarme ya. Tremendo error. La piel después de una depilación, cera caliente, fría o cuchilla, queda más sensible y expuesta a los rayos solares. Y si te has hecho alguna herida, corres el riesgo de que la cicatriz quede marcada por el sol.

Solución: Programa tu depilación días antes del fin de semana o de tus vacaciones, cuando es más seguro que tomarás el sol y procura hacerlo por la noche. Las horas de descanso le vendrán de perlas a tu piel para reponerse. Y ten en cuenta este consejo de belleza, sobre todo con la depilación del rostro.

-Perfume al sol

Salir hacia la playa o la piscina con gotas de perfume o colonia sobre tu piel no es la mejor idea. Es una de las causas de la aparición de manchas solares y causa de irritaciones debido a componentes que se utilizan en la elaboración de los aromas.

Solución: Lo mejor, echar el perfume sobre la ropa o poner una mínima gota justo detrás del lóbulo de la oreja, donde queda más escondido de la radiación solar.

-Creer que a la piel grasa le va el verano.

Es un tópico bastante extendido que con el calor la piel grasa mejora en verano. El calor hace que sudemos más y el sudor limpia de impurezas la piel, es cierto, pero hay que retirarlo para que las impurezas no obstruyan los poros y aumenten el acné.

Además el calor estímula la producción de sebo o grasa de la piel, lo que no beneficia en absoluto a este tipo de dermis.

Solución: en verano, extrema el cuidado de tu piel si es grasa, con la limpieza facial e hidratación posterior de forma diaria y si es necesario, dos veces al día.

-Hola verano, adiós rutinas

El relax del verano, las vacaciones, la forma de vida tan diferente a la que llevamos con respecto a la de las estaciones anteriores, hace que se nos olvide seguir nuestras rutinas de belleza diaria: limpieza + hidratación diaria + nutrición nocturna. Y, precisamente en verano, con tantos agentes externos que resultan agresivos para la piel, hay que esmerarse en cumplir esta rutina para impedir un envejecimiento prematuro de la epidermis.

Solución: Cuidar de la piel de la cara en verano supone hacer un hueco cada mañana y cada noche para cumplir tu rutina diaria de belleza que no te llevará más de 10 minutos. Incorpóralo como un hábito que notarás a la larga para lucir una piel radiante y joven el mayor tiempo posible.

Si quieres elegir las mejores cremas para la cara de cosmética natural, te proponemos la línea cosmética Capriche d’Olive. Formulada con ingredientes como aceite de oliva ecológico, ácido hialurónico y células madre vegetales entre otros ingredientes naturales, supone un tratamiento eficaz para aminorar los efectos de la edad en tu piel y prevenir la aparición de arrugas y líneas de expresión. Una línea con ocho productos de belleza básicos y ninguno de ellos supera los 30€. No necesitas gastar más para obtener las mejores cremas para la cara y el cuerpo.

También te puede interesar:

-Cómo combatir la piel seca en verano 

-Tomar el sol en top-less ¿bueno o malo para la piel?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza fragmentos de código para que usted tenga mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estos archivos y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies