facebook_pixel
Capriche d’Olive, un verdadero freno natural al envejecimiento de la piel.

Cómo aplicar tu crema facial. Sigue estos trucos y consejos para que sea más eficaz

Chica Crema Opt

La aplicación de una crema facial tiene su técnica. No es que sea una ciencia compleja, pero requiere de sus trucos para conseguir mejores resultados. Y son sencillos. Aquí te explicamos algunos de ellos, junto con algunos consejos importantes para que consigas aplicar tus tratamientos y cremas de belleza correctamente. De esta manera, redoblarás de forma sencilla toda su eficacia.

Rostro bien limpio

El primer paso, antes de la aplicación de cualquier crema hidrante, es tener la cara bien limpia. Se trata de tener el cutis sin restos de maquillaje e impurezas. Acuérdate de que muchas celebrities se apuntan ahora a la moda de lucir una belleza al natural, llena de salud y frescura. Pero, claro, eso no significa ‘agua y jabón’ y ya está todo terminado. El truco es utilizar unos buenos productos de limpieza facial que eliminen restos de suciedad, polución y grasa que el cutis va acumulando durante el día y que, al mismo tiempo, respeten la capa hidrolipídica  y aporten un efecto calmante, que relaja el cutis y ayuda a mostrar un rostro más aniñado y juvenil.

Olvídate de productos irritantes o de moda y elige siempre, los más adecuados a tu tipo de piel. Si tienes dudas, los que se aconsejan para todo tipo de cutis, son los más recomendables.

Cuando vayas a limpiar la cara con una leche limpiadora, el consejo es calentar una pequeña cantidad del producto en las manos y aplicarlo en la piel mediante un suave masaje. No frotes, porque tu dermis se resentirá, hazlo de forma delicada y tu rostro lo agradecerá.

Después, retiras los restos con con una esponjita humedecida en agua y el exceso de producto con un algodón impregnado en Tónico, que te aportará un agradable efecto calmante, además de frescor.

Ahora sí, con una cara bien limpia, aplica los productos de tratamiento facial. De esta manera el cutis los absorberá directamente sin ‘barreras’, ni contaminados por otros restos, de maquillaje, suciedad acumulada durante la jornada, o células muertas de la noche, etc.

Demasiada crema

Es un error bastante común y extendido. Más cantidad de producto no significa mayores beneficios, ni menos arrugas.  Por muy deshidratada que sintamos nuestra piel, el exceso de cremas es contraproducente. Nuestra dermis absorbe una porción limitada, el resto tapa poros, obstaculiza la oxigenación de la piel y provoca brillos poco favorecedores.

Por lo tanto, no peques de exceso. En cualquiera caso, la piel te dictará la cantidad exacta que necesita. Aplica el tratamiento y tú misma notarás cómo se va absorbiendo, y si necesitas o no más.

Además, la mejor crema hidratante o nutritiva no significa que tenga que ser gruesa y grasienta. Si los ingredientes activos son eficaces y se encuentran en la medida adecuada, la textura puede ser fluida y agradable, no untuosa.

Por ejemplo, las cremas de cosmética natural Capriche d’Olive contienen aceite de oliva ecológico certificado e ingredientes de probada eficacia como el ácido hialurónico, y células madre vegetales, reconocidas por los expertos en cosmética como uno de los ingredientes más avanzados en la lucha contra el envejecimiento de la piel. Sin embargo, la textura de estas cremas para la cara hidrantes y nutritivas es ligera, fácil de extender y cuando las aplicas no dejan una sensación grasienta.

 El orden Sí importa

Las mejores cremas para la cara no serán tan efectivas si no siguen un orden determinado. Los tratamientos de belleza requieren de unos pasos que debes respetar para que actúen de forma eficaz.

Así que, después de limpiar bien el rostro con la leche limpiadora y retirar los restos que queden con el tónico, llega la hora del serum facial, tan de moda como imprescindible. Se trata de un tratamiento reestructurante antiarrugas, ya muy conocido, que puedes usarlo todos los días, para conseguir una cara más tersa y luminosa.

Como es de absorción rápida, notarás como va penetrando rápidamente. Casi de forma inmediata, ya puedes utilizar el contorno para la zona alrededor de los ojos. Si queremos hacer las cosas correctamente, el orden de aplicación de tratamientos continúa con la crema hidratante o nutritiva, según sea de día o de noche, y es importante hacer notar que nunca debes utilizarlas como sustituto del contorno de ojos. Recuerda que son dos tipos de piel diferentes y, por ello, requieren productos de belleza diferentes.

En el caso de que te fueras a aplicar un maquillaje, sí que debes esperar un par de minutos a que la piel absorba la crema para la cara, para que no se mezclen los productos.

Mujer aplicándose crema en la cara

Cuidado con el contorno de ojos

Con la piel alrededor de los ojos hay que tener un especial cuidado. Es la piel más fina y sensible y la que primero muestra signos de cansancio y envejecimiento. Por tanto, a la hora de extender este tratamiento para esta zona, sé siempre, muy cuidadosa.

Para aplicar correctamente el tratamiento de belleza indicado exclusivamente para la zona alrededor de los ojos, tienes que realizar pequeños y suaves toques con los dedos, nada de actuar con presión. Hay que hacerlo siempre de dentro a fuera, en un único sentido. La dirección idónea a seguir en este caso, va desde el punto del lacrimal hacia la oreja. Así, poco a poco hasta que se vaya absorbiendo.

Aunque, te parezca cansado, la belleza requiere de su tiempo, así que tómatelo con calma y gana en relax y salud!

Y, no olvides que debe de ser siempre un producto exclusivo para esta parte del rostro

5 gotas de crema facial

No nos engañemos, cualquier tipo de piel requiere una tratamiento hidratante para mantenerse tersa y bonita. No es una cuestión de moda, ni del momento, hay que incorporarlo a nuestra rutina diaria, es importante y lo notarás.

Así que lo primero que debes hacer es elegir el producto de cosmética que te resulte más conveniente e incluirlo en tu rutina diaria de belleza. Para aplicar las cremas faciales correctamente, no tienes más que repartir cinco puntos de producto, no es necesario más, que colocarás en los siguientes zonas de la cara: frente, pómulos, nariz y barbilla.

Ahora empieza a extender el tratamiento en movimientos circulares suaves con las yemas de los dedos, que vayan de dentro a afuera del rostro.  Es importante que lo hagas siempre hacia arriba. La razón de seguir este sentido tiene su explicación en que sirve para contrarrestar los efectos de la gravedad. Algo que con la edad se convierte en un desfavorecedor descolgamiento facial.

En cambio, si aplicas las cremas faciales con estos movimientos, aportas, además, un ligero masaje que tonifica y contribuye a mejorar la elasticidad de la piel, y a retrasar, en la medida de lo posible, la llegada de este efecto inevitable de la edad. En definitiva, ayuda a mantener la piel en buen estado y con salud, que es lo que necesita para mantenerse joven.

Mujer aplicando crema en cuello

El cuello y el escote también existen

A menudo nos olvidamos de que el cuello y el escote también existen. Sin embargo, son partes de nuestro cuerpo que enseñamos casi a diario y más con la moda actual. Pero, al ser una dermis fina suelen mostrar también las primeras señales de envejecimiento.

Para mantener su buen estado y retrasar la aparición de arrugas, utiliza las mismas cremas hidratantes de la cara para el cuello. De hecho, como podrás ver en la mayoría de las etiquetas, la mayor parte de estos tratamientos están formulados para cara y también para cuello y más si son antiarrugas. El consejo para aplicar la crema en esta zona correctamente es dar pequeños toques suaves y descendentes, de arriba abajo.

Después, continúa por el escote, con la misma crema. En esta zona, sin embargo el movimiento se efectúa de forma contraria. Pon pequeños puntos de crema en el escote y vete extendiendo el producto de abajo a arriba, desde el pecho hasta los hombros, en sentido contrario a la gravedad, al mismo tiempo que realizas un suave y tonificante masaje, que será un eficaz antiarrugas.

Sigue esta rutina con el cuello y el escote tanto en el momento en el que utilices tu mejor crema hidratante como con la nutritiva de noche. Y, recuerda que son dos tratamientos diferentes para dos momentos diferentes.

Por la mañana, lo que necesitamos es aportar hidratación y mantener la capa hidrolipídica. Y, para que ese efecto continúe durante todo el día, incluso en condiciones de gran sequedad ambiental, te recomendamos comprar crema hidratante de día Capriche d’Olive. Por su contenido en aceite de oliva ecológico, al que se añade el aceite de germen de trigo, almendras dulces y de pepita de uva, consigue mantener el nivel de hidratación adecuado para la piel las 24 horas del día.

Mientras que por la noche, mantendremos la salud óptima de la dermis con productos que contengan ingredientes encaminados a contribuir a la regeneración celular, convirtiéndose en un eficaz tratamiento antiarrugas.

En este caso, la crema nutritiva de noche Antiedad, Capriche d’Olive, incorpora el aceite de oliva ecológico certificado como un principio antioxidante natural, al que añade ácido hialurónico, células madre y plantas y algas asiáticas. Un verdadero cocktail de cosmética natural, destinado a convertirse en un importante aliado contra las arrugas de carácter nocturno, justo en el momento en que la piel lo puede asimilar mejor.

Y recuerda que para lucir un cutis bonito, la constancia es el mejor consejo de belleza. Haz de estos pasos una rutina diaria y notarás como tu piel mejora visiblemente!

Artículos relacionados:

Consejos para que empieces y acabes el día con una piel radiante 

Sigue este ritual nocturno para levantarte con una piel luminosa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza fragmentos de código para que usted tenga mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estos archivos y la aceptación de nuestra política, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies